7 Formas de mejorar la comprensión lectora de los niños

7 Formas de mejorar la comprensión lectora de los niños

Sapos y Princesas, El Mundo, 08/10/2019

¿Sois conscientes de si vuestros hijos entienden lo que leen? Si no estáis seguros de ello, deberíais saber que existen maneras de comprobarlo. Y es que el nivel de comprensión lectora, tan importante en el desarrollo de una persona, se puede medir y mejorar a través de la práctica de determinados hábitos.

La Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Escolar (IEA), integrada por instituciones y organismos gubernamentales pertenecientes a 65 países, centra sus esfuerzos en poner a prueba la efectividad de los sistemas educativos vigentes. Uno de sus estudios más importantes es el PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study) que, en la línea que nos ocupa, examina con una periodicidad cuatrienal, entre alumnos de 9 años, la capacidad de estos para reflexionar sobre textos escritos y utilizar esa información como herramienta para alcanzar sus metas.

Definida por ellos mismos como “la habilidad para comprender y utilizar las formas lingüísticas requeridas y/o valoradas por el individuo”, la comprensión lectora es crucial para interiorizar las lecturas breves y sencillas cuando el niño es pequeño. Una base fundamental para que, según crezca, absorba fácilmente las enseñanzas de los libros de texto, adquiera un criterio sólido para interpretar las obras literarias y se mantenga al tanto de la actualidad. O, dicho de otra manera, para que aprenda a ser un futuro adulto formado e informado.

¿Cómo se mide la comprensión lectora?

Para medir el nivel de comprensión lectora, la IEA establece dos categorías diferenciadas:

  • Por un lado, propone textos literarios para que los estudiantes, mediante la interpretación de los sucesos y las acciones de los personajes, sean capaces de otorgar un sentido global a la historia. Dentro de esta primera subdivisión, también se pretende desarrollar una visión crítica que permita analizar el estilo y el lenguaje del autor, así como las circunstancias que le pudieron afectar o motivar en la creación de la obra.
  • El otro contexto de estudio del PIRLS se centra en el texto informativo y se propone evaluar al alumno en el proceso de distinguir, interpretar y relacionar datos complejos incluidos en el mismo. Saber priorizar la importancia de cada parte y obtener una visión conjunta acertada son, junto con la valoración del punto de vista del autor, los pasos para completar satisfactoriamente este segundo bloque.
Ajustar el nivel de los libros aumenta la comprensión lectora
Fuente: Unsplash

Consejos para mejorar la comprensión lectora

Ya sabemos en qué consiste la comprensión lectora. La pregunta ahora es: ¿podemos contribuir a que nuestros hijos la perfeccionen desde una corta edad? Pues, efectivamente, tenemos a nuestra disposición una serie de prácticas y ejercicios con los que ayudarlos progresivamente a conseguirlo:

1. Pedir al niño que lea en voz alta

Aprovechando una lectura en familia, es aconsejable que lo animemos a acometer partes de la misma en voz alta. Puede que al principio vaya un poco lento, pero eso precisamente le brindará un tiempo extra para procesar lo que va diciendo, además de permitirle ir afinando su pronunciación y su oído.

2. Elegir libros adaptados a su nivel

Si hacemos que nuestro hijo afronte una obra excesivamente compleja, estaremos dificultando enormemente que pueda entender su significado general. Cuando aún son pequeños, debemos escoger historias en consonancia con su capacidadque le animen a adentrarse en el emocionante universo de los libros. Un elemento de apoyo como las ilustraciones es uno de los mejores aliados para fomentar su comprensión lectora.

3. Releer para aumentar la fluidez e interiorizar los datos

Un libro, por el hecho de haber sido ya leído, no ha terminado de cumplir su función. Precisamente, emprender de nuevo la lectura de obras conocidas, aumenta la fluidez del niño y refuerza su seguridad para seguir avanzando.

4. Aplicar el método ‘Cloze’

Ejercicios como el conocido procedimiento ‘Cloze’ multiplican la efectividad de asimilar la información. Consiste en suprimir palabras de los textos, esta prueba persigue estimular la deducción mediante la elección del vocablo que debería ocupar cada espacio en blanco. Una manera muy eficaz para optimizar la comprensión lectora a través del juego.

5. Interrumpir de vez en cuando la lectura conjunta para hacer aclaraciones

Puntualmente, extraer conclusiones implícitas en la trama es otra buena práctica para aumentar la atención y la inmersión del niño en la historia. Cuando leamos con él, es beneficioso resaltar ciertos aspectos que, aunque quizá sean evidentes para nosotros, pueden incentivar la interiorización de conceptos. Si un personaje hace algo determinado, a veces no está de más recordar los motivos que provocan esa acción.

6. Realizar una sinopsis previa de lo que se va a leer

Antes de iniciar un libro que entrañe cierta dificultad, es aconsejable plantear a nuestros hijos un escenario resumido de lo que se van a encontrar. Esa contextualización facilitará su introducción en la trama y disminuirá las probabilidades de frustración durante su lectura.

7. Establecer una comunicación óptima

Es primordial que la información fluya en ambos sentidos, por lo que no debemos dejar de preguntarle cuestiones relativas a la obra ni, por supuesto, de escuchar atentamente lo que tenga que decir al respecto. Tanto antes como durante y después, es importante conocer lo que le interesa y lo que no de la historia, repasar con él lo que está sucediendo en ella o retarlo a que intuya qué ocurrirá más adelante.

La labor de los centros educativos es clave en la formación de nuestros hijos. Sin embargo, si empleamos el tiempo necesario en perfeccionar ciertas destrezas en casa de una manera divertida, estaremos ayudándolos a evolucionar sin que ellos mismos se den apenas cuenta. Como afirman los mejores profesores, el juego es la llave maestra para interiorizar el aprendizaje.

Leave a reply