7 Maneras de fomentar el desarrollo de nuestros hijos

7 Maneras de fomentar el desarrollo de nuestros hijos

Nora Kurtin, Sapos y Princesas, El Mundo, 08/06/2019

Vivimos en una sociedad donde la palabra éxito referida a nuestros hijos, automáticamente se relaciona con ‘buenas notas’. Sin embargo, unas buenas calificaciones no describen necesariamente las habilidades que necesitarán cuando crezcan para convertirse en adultos sanos y felices. Ahora que se acerca el verano y llegan las notas finales, tal vez sea el momento adecuado de replantearnos cómo queremos que crezcan nuestros hijos y con qué herramientas.

Para ello, y en base a los principios de Challenge Success de la Universidad de Stanford, os presento algunos consejos que son de sentido común, pero que se basan en las necesidades de desarrollo de los niños y adolescentes en recientes investigaciones sobre su bienestar.

1. Es fundamental enfocar el estudio como un aprendizaje global sobre el que se construirá su persona, más allá de las notas.

2. Las expectativas que tenemos de nuestros hijos y sus cualidades pueden no corresponderse con la realidad, por lo que tenemos que asumirlo y aprender a entender lo que para nuestros hijos significa éxito, aunque ello suponga hacer frente a la presión social y a lo que esperábamos de ellos.

3. Para criar niños sanos y equilibrados debemos proteger su tiempo de sueño. Según varios expertos, una hora extra de sueño es más valiosa que una hora extra de estudio; y la falta del mismo puede estar asociada con la depresión y la ansiedad.

Desarrollo de nuestros hijos

4. En la etapa de desarrollo, necesitan tiempo para jugar, reflexionar y soñar. Muchos estudios demuestran que el juego, el descanso y el tiempo en familia son esenciales para el bienestar de los niños. Compartamos tiempo con ellos durante las comidas, los fines de semana y las vacaciones para conectar y establecer vínculos duraderos.

5. La autoestima es la base de un desarrollo emocional sano, y sentirse querido su elemento fundamental. Lo podemos lograr asegurándonos de que sepan que los queremos por cómo son y no solo por sus resultados académicos.

El juego, el descanso y el tiempo en familia son esenciales para el bienestar de los niños

6. Una buena educación necesita tanto calidez como disciplina. Los niños se sienten seguros y cuidados cuando les establecemos límites, gracias a los cuales aprenden habilidades tan importantes como el autocontrol y la tolerancia a la frustración.

7. Siempre que sea posible, deja que jueguen y hagan sus tareas solos. Permíteles que cometan errores y aprendan de ellos. Fomenta que asuman riesgos, ya que hacerlo genera resiliencia, pensamiento creativo y contribuye a su desarrollo como personas.

Sabemos que el verdadero éxito se mide en el transcurso de la vida, y no al final de un curso escolar. Ayudemos a nuestros hijos a cultivar sus intereses y fortalezas para así descubrir lo que realmente les gustaría hacer el resto de sus días.

Leave a reply