Cómo tratar las quemaduras del sol en niños

Mercedes Borja, 26/08/2020, 20Minutos

https://www.20minutos.es/noticia/4360909/0/como-tratar-las-quemaduras-del-sol-en-ninos/

  • Al mínimo signo de quemadura solar, hay que alejar al niño del sol. 
  • Una vez producida la quemadura, se deberá lavar con agua fresca, aplicar crema hidratante y darle mucho líquido para evitar que se deshidrate. 
La AEP recomienda que no se exponga al sol a los menores de tres años.
La AEP recomienda que no se exponga al sol a los menores de tres años.

La piel de los niños es mucho más sensible y delicada que la de los adultos, por lo que, con el mismo tipo de piel y de protección, sufrirá mucho antes las consecuencias de la exposición al sol. Si a pesar de tomar todas las precauciones, notamos la piel de los niños enrojecida y caliente, es importante actuar cuanto antes para que no se produzcan quemaduras indeseadas.

Qué hacer ante una posible quemadura solar

A lo primeros signos de quemadura solar en niños, es decir, en cuanto notemos que la piel está enrojecida, es necesario actuar para evitar daños mayores.

•Ante los primeros signos de enrojecimiento, aunque el niño aún no se queje de picor o dolor, hay que apartarlo inmediatamente del sol.

•Una vez en casa, es recomendable dar una ducha con agua fresca, no muy fría y secar con mucho cuidado. Se puede dejar un poco de agua en la piel dañada para que seque sola para refrescar a zona. Repetir con frecuencia, ya sea bañándolo o colocando paños frescos sobre la zona afectada.

•Aplicar -sin frotar- aftersun y cremas muy hidratantes. Las que contienen aloe vera o caléndula son muy útiles para calmar y regenerar la piel. Hay que evitar cualquier tipo de crema o loción que contenga alcohol.

•Desde el día de la quemadura y durante los siguientes, hazle beber más líquidos que de costumbre, sobre todo agua, pues las quemaduras solares favorecen la deshidratación, ya no solo de la piel, sino también del resto de cuerpo.

•Durante los días siguientes, vístelo con ropa clara y ancha para que no se le irrite la piel ni le roce. Es importante, además, que la ropa cubra toda la piel, especialmente las zonas dañadas.

•En caso de que las quemaduras se produzcan en niños menores de un año, es recomendable acudir siempre al médico.

•Si se presentan ampollas, fiebre -aunque sea baja- o el niño tiene muchas molestias, siempre hay que acudir a médico para que prescriba el tratamiento correspondiente. Si además presenta vómitos, náuseas, dolor de cabeza o escalofríos habrá que hacerlo de manera urgente.Estos son los remedios que debes y no debes seguir ante las quemaduras solares

•Nunca se deberá aplicar cremas de hidrocortisona, benzocaína, antihistamíncas o con otros componentes farmacológicos sin prescripción médica. La calamina puede ayudar, es inocua y no necesita prescripción médica.

•No explotar nunca las ampollas, pues son una defensa natural de la piel para evitar infecciones y que esta se regenera antes.

•Mantenerlo alejado del sol al menos hasta que la piel se regenere completamente.

Prevenir antes que curar

Cada quemadura solar cuenta, y cuantas más quemaduras solares tengamos antes de los 20 años, más probabilidades tendremos que padecer cáncer de piel en el futuro, pues el daño solar es acumulativo. Para minimizar el impacto del sol en la piel a lo largo de nuestra vida, lo ideal es prevenir desde el momento en el que nacemos y especialmente a lo largo de toda la infancia extremando las precauciones, como recomienda la Asociación Española de Pediatría

•No exponer a los menores de tres años al sol, especialmente si tienen menos de seis meses, pues antes de esa edad no es recomendable aplicar protectores solares.

•Al igual que los adultos, no deberán exponerse al sol en verano durante las horas de mayor radiación, entre las 12 y las 17 horas.

•Aplicar siempre la crema solar de mayor protección independientemente del tipo de piel. Debe ponerse media hora antes de la exposición y repetir cada media hora. La crema debe proteger tanto frente a la radiación UVB (causante de las quemaduras solares), como de los UVA (principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel).

•No exponer a los niños al sol si están tomando algún medicamento.

•La sombra y los tejidos ligeros de algodón son siempre la mejor protección. 

Leave a reply