Coronavirus: ¿Cómo desinfectar nuestro entorno vital?

Coronavirus: ¿Cómo desinfectar nuestro entorno vital?

Sapos y Princesas, El Mundo, 20/03/2020

De acuerdo con la información que tenemos hasta ahora, el coronavirus podría subsistir una media de cuatro a seis días, incluso hasta nueve si las condiciones de humedad son óptimas y las temperaturas lo suficientemente bajas. Eso quiere decir que, si las investigaciones están en lo cierto, además de las precauciones habituales es conveniente saber cómo desinfectar nuestro entorno y el de los niños. En realidad, es algo que deberíamos hacer de manera periódica, pero con la situación actual hemos de ser, si cabe, más concienzudos. Aunque ninguna medida nos asegura un aislamiento pleno, existen ciertas prácticas que pueden minimizar, llevadas a cabo de la forma adecuada, el riesgo de contagio.

La desinfección de la casa

Lo recomendable, antes de empezar, es organizar limpieza desde la zona de la casa más alejada a la puerta hasta esta. También hay que acordarse de abrir las ventanas para facilitar la ventilación si se emplean productos químicos, los cuales se deben dejarse actuar unos cinco minutos. Por lo demás, para desinfectar nuestro entorno es conveniente:

  • Actuar periódicamente sobre las superficies que más tocamos, como los pomos de puertas y armarios o los interruptores.
  • Los productos a emplear, según recomienda el Ministerio de Sanidad, no tienen por qué diferir con los que utilicemos habitualmente para cada parte de la casa. Por lo demás, para mantener una desinfección óptima, es importante mantener limpias las bayetas y los trapos o directamente utilizar una variedad desechable.
  • Ser incluso más estrictos con el lavado de los baños y la cocina, protegiendo especialmente aquellos objetos que puedan entrar en contacto con nuestras mucosas.
    Para desinfectar nuestro entorno aceptablemente, debemos centrarnos en zonas como la cocina | Fuente: Unsplash

Recomendaciones para limpiar los objetos

Además, es recomendable mantener limpios aquellos objetos que más utilizamos, en los que se pueden llegar a acumular altas cantidades de agentes infecciosos. De nada vale ser muy estrictos con nuestra higiene corporal si luego tocamos y nos ponemos cosas que entran en contacto, continuamente, con superficies contaminadas.

La ropa

En primer lugar, no debemos sacudirla antes de meterla en la lavadora, pues estaríamos esparciendo los patógenos que pudiera contener. En cuanto al programa elegido, se aconseja optar por uno con el agua a 60 grados si las prendas lo permiten y, tras tender, dejar que estas se sequen por completo.

Los móviles y demás dispositivos electrónicos

Antes de nada, hay que asegurarse de que los aparatos estén apagados y desenchufados. Por lo demás, lo más adecuado es realizar una primera limpieza con un paño humedecido en una solución de agua y jabón neutro y, si la superficie lo permite y no se deteriora, pasar un segundo trapo con alcohol de 70 grados o un gel desinfectante pulverizados sobre él.

Cómo desinfectar nuestro entorno y nuestros objetos
Tan importante como desinfectar nuestro entorno es hacerlo con los objetos de uso recurrente | Fuente: Pxhere

Las cosas de los niños

Tanto los juguetes como los chupetes, los mordedores, y otros objetos que manipulan los niños de forma recurrente, deben mantenerse también desinfectados con agua caliente y jabón. La parte textil de la sillita de los bebés, si no es posible desmontarla y meterla a la lavadora, podemos frotarla con una esponja humedecida y tenderla hasta que esté bien seca.

El coche

Si queréis esterilizar al máximo zonas como la tapicería, los filtros y los conductos del aire acondicionado, seguramente no os quedará más remedio que acudir a un establecimiento especializado. Ahora bien, mantener el salpicadero, las palancas, los cristales y los suelos limpios es algo al alcance de la mano de cualquiera. Para lograrlo, un trapo húmedo con jabón y una aspiradora serán, como de costumbre, nuestros mejores aliados.

Otros objetos de uso frecuente

Para terminar de desinfectar nuestro entorno con éxito, no debemos olvidar artículos como las llaves de casa, las del coche o las gafas, que podemos lavar diariamente con agua caliente y jabón y secarlos al terminar.

Leave a reply