Las becas del próximo curso tendrán idéntica cuantía y requisitos que las actuales

Estudiantes examinándose de las pruebas de acceso a la universidad. /Efe

Alfonso Torices, Las Provincias, 12/07/2019

Las becas que recibirán el próximo curso los alumnos de institutos, centros de FP y universidades serán idénticas tanto en cuantías, como en modelo, como en requisitos para su consecución a las actuales.

El Consejo de Ministros aprobó hoy el real decreto que las regula para el período 2019-2020 sin introducir ninguna de las mejoras y cambios de calado a los que los socialistas se comprometieron el año pasado, lo que ha provocado la denuncia y el enfado públicos de las principales organizaciones de padres, profesores y alumnos, que mostraron su rechazo al documento. El Gobierno asegura que mantiene su promesa de realizar una reforma y mejora en profundidad del sistema de becas español, pero que este curso le ha sido imposible al trabajar con unos Presupuestos prorrogados de los de 2018.

El decreto de becas, en definitiva, es exacto al del año pasado, que como únicas modificaciones sobre años anteriores tuvo un aumento de 100 euros (hasta los 1.600) de la cuantía fija que reciben los alumnos con menos recursos económicos y con al menos un 6,5 de nota media, creó un complemento de entre 50 y 125 euros para alumnos con más de un 8 de media, y bajó del 5,5 al 5 la nota mínima para que un alumno de primero de universidad obtenga una beca de matrícula.

Sin embargo, pese a las insistentes demandas de la comunidad educativa, ni actualiza los umbrales de renta familiar que dan derecho a obtener una beca, que siguen a precios de principios de la década; ni aumenta las cuantías; ni reduce los requisitos académicos; ni termina como también le exigen todos, padres, alumnos y profesores, con la división de las ayudas en cuantía fija y variable, el modelo que inventó José Ignacio Wert para facilitar los ajustes presupuestarios y que, según datos oficiales, ha reducido los becarios, las becas y rebajado las cuantías medias que reciben los alumnos en torno a un 20%.

La única novedad que vivirán las becas para el próximo curso está derivaba de una carambola, de una medida implantada por los Presupuestos del Estado de 2018, que aumentaron las deducciones fiscales para los ingresos del trabajo, sobre todo para las rentas más bajas. Esto hará que muchas familias tengan una renta computable más baja y que unos 17.000 alumnos, sus hijos, obtengan ayudas con una cuantía algo más alta y que algunos accedan por primera vez a una beca básica, pese a que el decreto no modifica los umbrales de renta familiar. Para cubrir con esta exigencia legal, el presupuesto de becas para el próximo curso crecerá en 40 millones.

Leave a reply