Menos alumnos y más test

Interior de un instituto en Valencia. /Irene Marsilla

Sindicatos critican las instrucciones para el regreso a las aulas en Secundaria

Manuel García, Las Provincias, 16/07/2020

Las instrucciones para el inicio del curso en Secundaria no han caído bien entre los sindicatos educativos. Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pidieron ayer a la conselleria de Educación, en la Mesa Sectorial, una mejora de las mismas, de manera que incluyan mayores medidas de prevención y aseguren un incremento de plantillas y una disminución de ratios por aula. La central sindical pidió también que se garantice clases presenciales en todos los cursos de la ESO.

CSIF consideró que, al igual que lo ocurrido la pasada semana al abordar Infantil y Primaria, «las instrucciones de inicio de curso en Secundaria presentadas por conselleria son claramente mejorables». El sindicato lamentó que no atiendan la crisis sanitaria «con los recursos necesarios, a pesar de que la pandemia previsiblemente marcará el próximo curso, y tampoco hacen una verdadera apuesta por la educación pública en la Comunidad Valenciana».

La central sindical exigió también desdobles de todos los grupos y ratios máximas de 15 alumnos por aula. También reclamó la creación de todos los departamentos didácticos, «ya que no existen en algunos centros o en determinadas asignaturas, lo que frena una profundización en su enseñanza».

Por otro lado, instó a la conselleria a que aplique las medidas de prevención necesarias para garantizar que sean presenciales todos los cursos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

La central sindical hizo hincapié en la importancia de reforzar con más plantilla y medios, sobre todo formativos y de prevención, los centros de cara al próximo curso. Insistió en la necesidad de personal sanitario y coordinador de prevención con la preparación adecuada en institutos. También subrayó la relevancia de realizar test PCR al inicio de curso y en diferentes momentos de este al personal docente.

Desde el sindicato Stepv también apuntaron, entre otras cuestiones, la necesidad de una entrada escalonada de los alumnos de primero de ESO porque al trabajarse por ámbitos el profesorado necesitará más tiempo para coordinar y preparar las programaciones y una reducción horaria más para las tutorías.

Por su parte, desde la conselleria de Educación señalaron que todas las medidas de prevención se están llevando a cabo a partir de las instrucciones que les están remitiendo las autoridades sanitarias, tanto la conselleria como el ministerio. Su objetivo, insistieron, es garantizar la máxima presencialidad de todo el alumnado de primero de ESO y de la mayoría de segundo. Por lo que respecta al resto de cursos, siempre que no sea posible garantizar la distancia interpersonal de 1,5 metros, irá a clase en días alternos y trabajará en casa lo señalado por el profesorado.

Insistieron en que aportarán «todos los recursos y profesorado necesario para garantizar la formación de todo el alumnado y que ninguno se quede atrás».

Leave a reply